Protectores hepáticos

Protector hepáticoEl hígado es un órgano esponjoso y con alto contenido en sangre. Con un peso cercano a 1,5kg, llegan principios nutritivos absorbidos por el sistema delgado. El hígado desempeña funciones tales como la síntesis proteica plasmática, elaboración de bilis, funciones desintoxicantes, almacenamiento de vitaminas, glucógeno, etc. Por otro lado, también se le considera el responsable de eliminar de la sangre sustancias nocivas, transformándolas en inócuas.

Dicho esto, podemos decir que el hígado es un órgano muy importante para el cuidado y mantenimiento de nuestra salud general. Si el hígado presenta una sobrecarga debido a una mala alimentación, exceso de sustancias tóxicas, etc. podemos encontrar un problema.

Es importante por tanto tener una dieta sin alcohol, grasas ni azúcares para mantener el hígado con un rendimiento único. Podemos alimentarlo al incluir frutas, verduras, hidratos procedentes de cereales integrales, etc.

Existen, por otro lado, una serie de suplementos que nos ayudarán a mejorar el estado de nuestro hígado.

Existen mezclas de cardo mariano, taurina, colina, inotisol y, además, determinadas vitaminas, que ayudarán a depurar y eliminar toxinas del hígado.  Por otro lado, también se puede restaurar la eficiencia del hígado protegiendo al parénquima hepático.

Así pues, la ayuda al hígado también se plantea realizando un apoyo a la función del hígado a través de una mezcla de hierbas y sustancias nutritivas. Este tipo de mezclas contienen extracto de cardo de leche, el cual tiene funciones de apoyo al hígado. También incorporan N-Acetyl Cysteine y Methionine, aminoácidos para mejorar la producción del glutathione en el hígado.

Otros conocidos suplementos con ayuda al hígado es el diente de león, que es una planta herbácea con raíz y tallo son productos amargos estomacales. También el inositol, que es una vitamina hidrosoluble que ejerce un poder lipotrópico para tratamientos de desórdenes hepáticos.

Posted in Sin categoría